Ecuador – La preservación de la identidad cultural y el avance hacia un mundo respetuoso con el medio ambiente van de la mano

En un momento en que muchos de nosotros nos cuestionamos seriamente nuestro estilo de vida en cuanto a su impacto en el medio ambiente, es esencial que pensemos detenidamente sobre las decisiones que tomamos. Sin lugar a dudas, la crisis medioambiental que vivimos es una consecuencia directa de nuestro estilo de vida, y de ello depende el futuro de las generaciones por venir. Pero, ¿qué podemos hacer para cambiar esto? ¿Cómo podemos vivir de una manera sostenible? Y más importante aún, ¿estamos listos para comprometernos a hacer lo que es verdaderamente necesario para mejorar? Estas son algunas de las preguntas que el Grupo Cultural Shino Pí Bolón nos está ayudando a responder.

El 4 de julio de 2019, The Kindred Project lanzó su cuarta expedición a Ecuador, compuesta por catorce alumnos y tres profesores, muchos con alguna de estas preguntas en mente. Al salir del colegio a las 5h de la mañana, realmente no teníamos mucha idea sobre lo que los próximos 23 días nos depararían.

La llegada al centro comunitario del Grupo Cultural Shino Pí Bolón fue, sinceramente, un pequeño shock. Poco a poco nos fuimos despojando de todas nuestras ideas preconcebidas, mientras nos íbamos empapando de la selva, nuestro hogar durante las próximas semanas, y de toda su belleza. Los primeros días pasamos por un importante período de adaptación, acostumbrándonos a vivir sin wifi, dormir en chozas de bambú y usar un cuarto de baño ecológico sin agua. No obstante, al mismo tiempo comenzamos a sentir como nos íbamos conectando, más y más, con la fascinante vida que nos rodeaba.

Todas estas sensaciones se fueron volviendo aún más especiales a medida que pasamos de un período de adaptación a uno de comprensión. Cuanto más tiempo pasábamos con los miembros de la comunidad, más entendíamos la ingeniería, el ingenio y el razonamiento detrás del funcionamiento del centro y la vida cotidiana de los Tsáchilas. Desde la estructura de sus edificios hasta el cultivo y cosecha de sus propios alimentos, llevaban entretejidos siglos de conocimiento, ¡una riqueza incalculable! Pronto entendimos que nuestro viaje realmente había comenzado en el mismo momento en que salimos de nuestra zona de confort, y poco a poco empezamos a entender que nuestra forma de vida posiblemente no era ni la mejor, ni la más sostenible. Fue duro, pero allí estábamos, listos para entregarnos de todo corazón y dar lo mejor de nosotros.

Uno de los proyectos más importantes con el que colaboramos fue el proyecto de Agricultura Orgánica. The Kindred Project lleva trabajando con el grupo cultural desde 2016, brindando su apoyo a lo largo de todo el año, y poder estar sobre el terreno trabajando físicamente en los proyectos fue algo muy especial. El proyecto de Agricultura Orgánica no solo tiene como objetivo cultivar productos locales de manera sostenible a través de métodos ecológicos y sin el uso de productos químicos, sino que además toma muy en serio la regeneración del terreno y de la delicada flora y fauna que rodea los campos de cultivo. Esto contribuye directamente al proyecto del Bosque Comestible y las actividades de reforestación con especies nativas realizadas por el grupo. Como parte del proyecto, y con el objetivo de entender mejor la metodología del trabajo que estábamos realizando, tuvimos la suerte de participar en una sesión liderada por un ingeniero forestal ecuatoriano. El ingeniero nos explicó lo importante que es para él poder interactuar con una comunidad indígena, como la Tsáchila, y aprender de sus valiosos conocimientos, fuertemente entrelazados a su cultura y forma de vida. Es imposible entender la cultura Tsáchila sin detenerse en la profunda conexión que tienen con el medio.

Esto se materializa, por ejemplo, en su conocimiento y uso de plantas medicinales, reconocido en todo Ecuador, para tratar dolencias médicas. El centro comunitario ha logrado recuperar especies de plantas medicinales autóctonas, han construido una cabaña para realizar baños de vapor medicinal, y han diseñado eco-senderos a través de la selva para tener fácil acceso a las plantas de valor medicinal. Uno de los proyectos en los que trabajamos este año junto con los niños de la escuela local fue el de diseñar un sistema de eco-señalización para identificar estas plantas, consiguiendo al mismo tiempo crear conciencia entre las generaciones más jóvenes que, desafortunadamente, están perdiendo estos conocimientos.

Sin embargo, no ha sido tarea fácil para los Tsáchilas del Grupo Cultural Shino Pí Bolón mantener su forma de vida tradicional y encontrar formas efectivas de transmitir sus conocimientos, viviendo a tan solo 30 minutos de la tercer ciudad más grande de Ecuador. El compromiso de encontrar un equilibrio entre una forma de vida moderna y tradicional, mediante el uso de prácticas agrícolas como la permacultura, esforzándose al máximo por evitar productos y procesos altamente industrializados, logrando respetar el mundo natural, requiere de una increíble fuerza de voluntad, convicción y pasión por generar un cambio positivo. Es aquí donde la preservación cultural y la protección del medio ambiente van de la mano. Tener la oportunidad de comprender este vínculo a través de la participación directa en la expedición es una experiencia única y una lección de humildad muy positiva para todo el equipo. Esto lleva a un respeto y admiración total por el compromiso asumido por los Tsáchilas de actuar como uno de los guardianes de nuestro hogar, el planeta tierra, y nos obliga a plantearnos qué tipos de cambios deberíamos de hacer nosotros mismos en nuestro día a día.

Es sin duda un privilegio para nuestra comunidad de SIS, a través de The Kindred Project, poder formar parte del Grupo Cultural Shino Pí Bolón. Alineados a sus prioridades, nuestros proyectos buscan fomentar iniciativas de emprendimiento social que generen ingresos sostenibles, apoyar el crecimiento de sus proyectos medioambientales, y ayudar a desarrollar nuevos canales de información intergeneracional sobre el conocimiento de plantas medicinales, cuentos tradicionales, pesca sostenible, agricultura regenerativa, turismo sostenible, y cualquier aspecto de la cultura Tsáchila. Estas actividades están también enfocadas a promover la cultura Tsáchila fuera de su área de influencia, tanto a nivel nacional como internacional.

Nuestro apoyo a estos proyectos no solo proporciona información a las nuevas generaciones Tsáchilas, sino también a los alumnos y profesores de SIS, y más allá. Es entonces nuestro rol como miembros honorarios de la comunidad Tsáchila utilizar todo lo aprendido para fomentar y guiar nuestras propias decisiones sobre la forma en que elegimos vivir, ser conscientes de nuestro impacto colectivo en nuestro entorno local y global, y difundir el conocimiento que nos llevamos de esta increíble expedición que nos ha transformado por completo.

Los Tsáchilas es una comunidad indígena en peligro de desaparición ubicada en el noroeste de Ecuador. The Kindred Project colaborando con el Grupo Cultural Shino Pí Bolón desde el 2016 a través de la Fundación Yanapuma de Ecuador. No obstante, nuestra colaboración con la Fundación Yanapuma se remonta a 2008 por medio de proyectos de rescate de idiomas nativos, programas de intercambio intercultural y aprendizaje de idioma español, varios proyectos de construcción y emprendimiento social y el desarrollo de recursos educativos para escuelas locales.

A lo largo del año académico 2018-2019, The Kindred Project realizó una inversión total de €12.215 en los proyectos del Grupo Cultural Shino Pí Bolón, cubriendo las siguientes actividades:

  • Becas anuales de educación superior para 2 estudiantes Tsáchilas: €2.300
  • Adquisición de un telar tradicional tsáchila (emprendimiento social): €2.375
  • Trabajos de construcción tradicional (proyecto ecoturismo): €204
  • Construcción de almacén y trabajos de rehabilitación en la escuela local: €438
  • Adquisición y donación de recursos educativos: €1.100
  • Celebración del Día de la Familia Tsáchila: €250
  • Adquisición de árboles y plantas nativas (proyecto Bosque Comestible): €645
  • Club cultural Tsáchila para 80 niños de primaria: €380
  • Almuerzos diarios para 80 niños (Programa de Nutrición): €1.000
  • Proyecto de ecoturismo (Expedición): €3.480
  • Varios: €43
Related Posts

Colegio Internacional de Sotogrande

You find here quick links with useful information about our school.

Escuela Internacional de Sotogrande

Por favor contáctenos en info@sis.gl y responderemos lo antes posible.